• Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • Cel: 310 768 0370

aaaa

Teniendo en cuenta en la mayoria de los casos del costo y trabajo que lleva el manejo de receptoras en la finca del cliente y muchas veces el alto porcentaje de perdida tanto de animales como de dinero en sincronizaciones fallidas . Por estas razones y tratando de especializar el manejo tanto de donantes como de receptoras ofrecemos en varias zonas estrategicas de nuestro pais centrales con receptoras certificadas en calidad zootecnica y sanitaria que se entregaran con prenez confirmada de 90 dias.
Centrales

La Carolina Tocaima – Cundinamarca
Acari La Mesa –Cundinamarca
Eje Cafetero Cerritos-Risaralda
Toquigua Ubate-Cundinamarca
Petequi Villavicencio-meta
Mararave Yopal-Restrepo
Montana Fredonia-Antonia
Escocia Barranquilla-AtlanticoPróximamente en Puerto Lopez -Meta

Transferencia de embriones en bovinos: métodos y técnicas

 

CLASIFICACION

Con la clasificación se pretende evaluar la calidad del embrión (viabilidad) basándose en la comparación de una serie de parámetros, como número, tamaño y forma de las blastómeras, número de vacuolas espacio perivitelino, color, forma de la zona, etc.

Los oocitos son clasificados de acuerdo a la apreciación subjetiva de estos parámetros en: EXCELENTES, BUENOS, REGULARES (incluye oocitos fertilizados = embriones) y MALOS (no fertilizados y fertilizados degenerados, Cuadro 2).

CUADRO II

Clasificación de Oocitos colectados
entre los días 5–9 después del estro.

Puntaje
Transferible
(incluye oocitosfertilizados) EXCELENTE 1

BUENO 2

REGULAR 3

No Transferible
(incluye oocitos nofertilizados dege-nerados), MALO 4

 

Distinguir entre oocitos fertilizados y no fertilizados no es difícil. Sin embargo, clasificar los oocitos fertilizados requiere de cierta experiencia.

El problema fundamental radica en saber con seguridad si el embrión clasificado como transferible es viable y si es clasificado como no transferible es realmente no viable. Quizás la única forma de saberlo será transfiriéndolo en una receptora y esperar el resultado.

Aún así, esto no es totalmente 'seguro ya que hay otra serie de factores ajenos al embrión que influenciarán en la viabilidad, como por ejemplo: técnica de transferencia (quirúrgica o no quirúrgica), sincronización donante/receptora, medio de cultivo, etc.

Los oocitos fertilizados y clasificados como 1, 2, 3 son colocados en medios de cultivo de mantención y guardados en incubador a 37º C para luego ser transferidos a las receptoras.

RECEPTORAS

La inducción de celo con Prostaglandina F–2 de las receptoras debe estar de acuerdo con el programa de superovulación de la o las donantes. Estas recibirán una inyección de Prostaglandina F–2 veinticuatro horas antes o en el mismo momento que la recibe la donante. Comúnmente la relación es 10 receptoras por cada donante. Lo más recomendable en condiciones de terreno es realizar 2 o más donantes en el mismo día, así la utilización de las receptoras se realiza en mejor forma.

Las receptoras que presenten celo (en forma natural o inducido) con una diferencia de ± 24 horas con respecto al celo de la donante serán las receptoras (sincronizadas) seleccionadas prioritaria mente para recibir los embriones.

En el caso que hubiese más embriones que receptoras sincronizadas se puede recurrir a receptoras que han presentado celo ± 36 6 ± 48 hrs. del celo de la donante, lógicamente las posibilidades de preñez serán menores.

Un programa práctico de sincronización y colección es por ejemplo: realizar 6 donantes con 60 receptoras. Comenzar el tratamiento de superovulación en 3 donantes (Grupo A) y preparar 30 receptoras –(PGF 2 alfa) el próximo día comenzar el tratamiento de las donantes y receptoras restantes (Grupo B, Fig. 7).

 

 

En este ejemplo se maximiza la utilización de las receptoras, ya que estas pueden intercambiarse con las donantes del Grupo A ó B.

Las 6 donantes pueden ser colectadas el mismo día (calendario) o pueden ser colectadas con un día de diferencia, pero el programa de sincronización no cambia. Es recomendable palpar todas las donantes antes de colectar para tener una estimación del número de CL, esto reflejará en forma apróximada el número de oocitos a colectar. En base a estos datos se distribuyen las receptoras. Programas como éste pueden realizarse con mayor número de donantes.

 

COLOCACION DE LOS EMBRIONES EN RECEPTORAS

Los embriones pueden ser transferidos quirúrgicamente, realizando una laparatomía ventral bajo anestesia general (Rowson y col 1969) o a través del flanco, con anestesia local (Evans y col 1979) o no quirúrgicamente: a través de la vagina (Rowe y col 1980a). Es recomendable para un técnico que recién comienza a transferir los embriones, utilizar la técnica quirúrgica por el flanco ya que requiere menos experiencia, que la no quirúrgica, esto lo familiarizará con el trabajo y obtendrá seguramente, mejores resultados de preñez.

TÉCNICA DE TRANSFERENCIA QUIRÚRGICA A TRAVÉS DE LA LAPARATOMIA LATERAL.
La receptora es colocada en un brete que permita posteriormente realizar la laparatomía lateral izquierda o derecha. Primero se procede a realizar un examen rectal de la receptora para constatar la presencia de CL (Evans y col 1979; Del Campo y col 1976).

Una incisión paralela a la última costilla y de no más de 10 cm. de longitud se realiza al lado adyacente del ovario que posee el CL, lo más posterior que sea posible (aproximadamente a una mano de distancia de las apófisis de las vértebras lumbares y a una mano del borde de la última costilla).

 
 
Los preparativos de asepsia de la operación son similares a cualquier intervención quirúrgica (corte de pelo en el área, lavado y desinfección). Una vez hecho ésto, se procede a inyectar anestesia local (xilocaína al 2%) por infiltración, se incide la piel y las capas de tejido. El músculo oblicuo abdominal interno y el músculo recto son separados con los dedos o una pinza roma. Luego se introduce una mano a la cavidad abdominal y se procede a identificar nuevamente el CL palpando los ovarios directamente o visualizándolo a través de la incisión si es posible. Después se exterioriza el cuerno adyacente al CL traccionando el ligamento ancho a la altura del tercio distal de éste. Para una mejor sujeción del cuerno se usan compresas de gasa entre los dedos pulgar e índice. Luego el cuerno es puncionado aproximadamente a 5–8 cm. de la unión útero–tubárica con la parte roma de una aguja de sutura o estilete pequeño hasta alcanzar el lumen.

Inmediatamente después el embrión, es depositado en el lumen uterino usando una cánula de plástico (Fig. 8) o una pipeta Pasteur, la que ha sido cargada previamente con el embrión de tal forma que éste se ubique entre 2 espacios de aire y medio de cultivo (Fig. g). Posteriormente la cánula es retirada lentamente y el cuerno es devuelto a la cavidad abdominal. Luego la herida operatoria es suturada.

 

TÉCNICA DE TRANSFERENCIA NO QUIRURGICA TRANSCERVICAL

Una vez realizado el examen rectal de la receptora y constatada la presencia de un CL se inyecta una anestesia epidural baja (solución de xilocaína al 2%). La región perineal y vulva se lavan con jabón desinfectante y agua y, se secan (Rowe y col 1980a).

El embrión es entonces colocado dentro de una pajuela esterilizada (0.25–0.5 ml) a la que se le ha cortado un extremo (aproximadamente 1,5 cm.), ésto se realiza para que no se doble al ser introducida en el cérvix con la consiguiente pérdida del embrión. La colocación del embrión dentro de la pajuela se realiza de tal forma que el medio que posee el embrión queda entre 2 gotas de medio; separadas por aire (Fig. 10).

Posteriormente la pajuela con el embrión se coloca dentro de la pistola de Cassou y ésta dentro de la pipeta plástica que, previamente ha sido esterilizada.

Con la mano izquierda el operador sujeta el cérvix a través de la pared del recto. La pipeta se introduce en el canal cervical y su extremo se ubica, con ayuda de la mano izquierda, en el cuerno ipsilateral al CL. Una vez en la posición deseada (un poco más allá del cuerpo del útero) el embrión es depositado suavemente y la pistola se retira lentamente. Todo este procedimiento debe realizarse lo más rápido y delicadamente posible. El exceso de manipulación producirá daño a la mucosa del útero, que se traducirá en una baja en los resultados (Rowe y col 1980a; Trowson y col 1978).

 

Aparte de la destreza y experiencia que son necesarias, con cualquiera de las técnicas descritas, es necesario que las receptoras sean animales sanos, que sus ciclos reproductivos hayan sido normales y que estén en buen estado de nutrición. En la medida que las receptoras estén en buenas condiciones, tanto sanitarias como nutricionales y reproductivas, y la técnica sea bien realizada, la eficiencia de la transferencia de embriones, traducida en preñeces, será mayor.

OTRAS POSIBILIDADES DE LA TRANSFERENCIA DE EMBRIONES ACTUALMENTE USADA EN TERRENO

CRIOPRESERVACION DE EMBRIONES.

Un problema que presenta la transferencia de embriones en terreno es la preparación de gran número de receptoras, que muchas veces el criador no puede mantener, debido al alto costo.

La preservación de embriones a bajas temperaturas abre una nueva oportunidad para la ganadería, ya que en este caso los embriones pueden ser transferidos en cualquier momento, utilizando incluso una receptora o preparando grupos de receptoras (Lehn–Jensen y Greve 1981).

PRODUCCION DE MELLIZOS

Utilizada especialmente en ganado de carne. Existen tres posibilidades de producir mayor cantidad de crías por medio de transferencia: a) colocando 2 embriones extraños en una receptora (Anderson y col 1977; Renard y col 1977; Anderson 1978); b) colocando 1 embrión extraño en receptoras previamente inseminadas (Sreenan y Mc Donagh 1979; Testar y col 1975); c) usando mitades de embriones obtenidos a través de microcirugía (Ozil, 1983). En éste último caso la receptora recibirá 2 mitades de un mismo embrión, lo que obviaría el problema de Freemartin. Esto permitiría producir mellizos en animales de lechería.

Las posibilidades que se tienen en la reproducción animal con el uso de estas nuevas tecnologías son incalculables, pero también hay que tener presente los problemas que de ellas pueden derivar.

 

 

TÉRMINOS

– CATÉTER FOLEY: Instrumento que se ocupa para vaciar la vejiga urinaria humana y que se usa para recolectar oocitos.

– CALOR, CELO, ESTRO: Período de receptividad sexual en la hembra.

– CUERNO IPSILATERAL: Cuerno adyacente al ovario que posee el cuerpo lúteo.

– DONANTE: Hembra de la cual se colectan oocitos.

– DULBECO'S PBS: Medio de cultivo, fosfato buffer salino.

– EMBRION: Huevo fertilizado, oocito fertilizado, ovum.

– FREEMARTIN: Una hembra nacida de una preñez de mellizos (macho / hembra). Generalmente la hembra es estéril.

– FSH–P: Hormona folículo estimulante porcina.

– GONADOTROFINA: Hormona que estimula los ovarios y testículo.

– OOCITO: Huevo no fertilizado.

– PGF2a: Prostaglandina F–2 alfa.

– PMS–G: Gonadotrofina sérica de yeguas preñadas.

– RECEPTORA: Hembra que recibe un oocito proveniente de otra hembra.

– SUPEROVULACION: Estimulación ovárica a base, generalmente de gonadotrofinas, para producir una mayor cantidad de folículos, que la normal.

– TCM–199: Medio de cultivo de tejidos.
 

AGRADECIMIENTOS
El autor desea agradecer a la Dra. María Eugenia Colin y al Dr. Jaime de Grenade por la ayuda prestada en la preparación de este trabajo.